Del derecho y del revés

Blog del ciclo creado y coordinado por Laura Capella

Psicoanálisis y literatura rioplatense. Arlt precursor de Freud.

Ps. Ángel Fernández. Psicoanalista. Docente de la Cátedra Discursos Psicológicos Contemporáneos de la Facultad de Psicología UNR.

Mientras se aceptaba y se rechazaba al psicoanálisis desde el discurso médico y la argumentación filosófica, Oscar Masotta tramaba un vínculo entre la retórica freudiana y la literatura argentina a través de un texto célebre: “Roberto Arlt, yo mismo.” Con él se gesta una forma inédita para el relato de casos clínicos y una nueva plataforma de enunciación para el freudismo en nuestra lengua.
Queremos rescatar este texto como un gesto de bienvenida que hace a la historia de la recepción activa del freudismo en Argentina por la vía de la literatura. Un gesto que reconoce en la prosa arltiana a ese sujeto sobredeterminado y escindido en el que se funda la experiencia del inconciente. Un esfuerzo que indica la dirección de un trabajo: cómo decir en castellano esa lengua extraña que llamamos psicoanálisis.
En el XIII Coloquio Descartes, Lecturas Críticas, hay una intervención de Ricardo Piglia sobre el texto mencionado. Nos apoyaremos en él para afirmar todo lo contrario de lo que ahí se afirma. También nos dejaremos enseñar por sus importantes señalamientos en conocidas publicaciones suyas como Crítica y ficción y Formas breves respecto de nuestro tema.

La impronta borgeana de que cada escritor crea sus precursores nos permite volver a hablar de literatura argentina y psicoanálisis, de Masotta y de Arlt, de Piglia y de nosotros mismos, del derecho y del revés.

Como recuerda el psicoanalista y escritor Germán García citando a Jacques Lacan: …no se puede hablar con la gente que no se da cuenta que las cosas son así y exactamente al revés.

1

Recordaba el carácter rocambolesco del mes de julio, con dos conferencias dictadas por Marcos Esnal con sus habituales “controversias en psicoanálisis”, luego el querido Carlos Solero hablando de Arlt. y ésta, en la que Ángel Fernández se refirió a Arlt, precursor de Freud, en la que también hizo referencias a controversias varias. Hermosa conferencia, gracias a Ángel y al numerosísimo publico presente.

2

Como en los viejos -y nuevos- tiempos de la facultad, tuvimos público sentado en el piso por falta de asientos. Justamente éste martes nos cambiaron de sala y fuimos a una más pequeña (la otra estaba ocupada por la comunidad peruana) y realmente la sala quedó entusiastamente desbordada.

3

Agradeció haberlo metido a trabajar o retrabajar una conferencia que había dado hace unos años en Homo Sapiens que se llamó, por sugerencia de German García: “Estimado Oscar Masotta”. Después había escrito un pequeño articulo para una revista dónde se veía que Masotta trabajaba el sexo, la moral y la economia de una manera inédita.Y se dio cuenta, a raíz de preparar esta conferencia, que se había quedado corto con lo que había producido en aquella oportunidad y esto le daba la oportunidad de avanzar.Advirtió que tal vez contrafóbicamente había venido acompañado de tanta bibliografía, pero que además iba a resultar simpático compartir ciertas lecturas con nosotros.Dijo que va a dividir la conferencia en dos partes:
Primero: Planteó que va a hacer una trenza con Oscar Masotta, Roberto Arlt y Ricardo Piglia. Fundamentalmente la posición de ellos como lectores. Como lee cada uno a los otros. Porque cómo lee cada uno va a tener que ver como narra cada uno.

Cómo dicen éso que no saben muy bien como decir, terminando siempre en la invención.

 

4

La segunda parte, trabajaré – dijo Ángel- sobre un texto de Piglia que llamó “Improvisaciones sobre un tema de Oscar Masotta” en el que Piglia comenta: “Roberto Arlt, yo mismo”; texto de Masotta escrito a proposito de la presentación de su propio libro, por invitación de Jorge Álvarez, recientemente fallecido. “Sexo y traición en Roberto Arlt” -que había escrito hacia fines de los ’50- Este libro fue publicado en el ’65 y en la presentación Masotta escribe “Roberto ARlt, yo mismo”.Sexo y traición…” es inaugural en la historia del psicoanálisis en la Argentina.
Porque el psicoanálisis se puede considerar que entra a la Argentina cuando un médico chileno nombra por primera vez a Freud en 1910. Pero que alguien mencione a Freud no implica que Freud, su lectura y la práctica del psicoanálisis hayan entrado en esa época en la Argentina. Recién ocurrirá en 1942 con la APA, a través de la escuela de Nueva York, orientación norteamericana, y finalmente cuando Masotta introduce el psicoanálisis a través de la lectura de Lacan. 

5

Hay un mito que el propio Masotta instala: y es que Masotta lee mal, que lee poco, que es vago, que no tiene las herramientas teóricas adecuadas, que no es buen clínico. Es decir, aparece caracterizado por todo lo que le falta. Pero él era un grandísimo lector. Un enorme creador de formas de narrar el psicoanálisis.La forma de contar la historia del psicoanálisis desde adentro. Como cuando va a Francia y cuenta a los lacanianos que había fundado una escuela en la Argentina. Antes el psicoanálisis lo contaban los historiadores o la APA. También inventa un modo de narrar los casos clínicos, completamente inédito :”Roberto Arlt, yo mismo”. Antes los casos estaban contados por un profesional que sabe y un paciente sufriente que no sabe. En “Roberto Arlt, yo mismo”, no presenta un paciente, presenta a un escritor, él se mezcla con ese escritor y se presenta como paciente.Especie de historia del sufrimiento, de él, de Arlt, de nosotros mismos. El texto se podría llamar: “Roberto Arlt, Masotta, nosotros mismos”

 

6

Porqué el título? “Arlt, precursor de Freud. Literatura rioplatensa y psicoanálisis”. Este título fue robado a Borges: “Kafka y sus precursores” en Nuevas inquisiciones. Donde dice Borges que cada escritor crea sus propios precursores. Hacía falta Borges como mediador para descubrir estos precursores. Hace falta Masotta para decir que Freud como un gran escritor que lo era, sobre todo en sus escritos breves. Hace falta Masotta como mediador para que aparezca Arlt como precursor.

7

La gran operación Masotta es conectar el psicoanálisis con la literatura rioplatense. Mucho antes de que Freud apareciera en la Argentina ya estaba Macedonio Fernández acá escribiendo sobre la vigilia, el sueño. Mucho después Lacan dirá que nos despertamos para seguir durmiendo.Si queremos entender la no proporción sexual, esta diferencia entre los sexos freudiana, esta desarmonía, todo esto está en Juan Carlos Onetti, en muchos de sus relatos, que no son ajenos a Borges. 

8

Que encuentra Masotta en Arlt? la sobredeterminación y el sujeto dividido. Roberto Arlt mostraba la sobredeterminación que la sociedad produce en el sujeto.En el juguete rabioso, aparece la sobredeterminación vinculado a la proeza: escribir un buen libro, robar un banco.La proeza cae y aparece el trabajo y el jefe la figura de la representación del capital. No quiero trabajar. Quiero leer o escribir. No necesitamos un escritor, necesitamos un burro de carga.

Aparece la delación. Humillar al humillado. Cuando Astier delata al rengo, que eran como hermanos. Lo acusa ante la policía de un robo que iba a suceder.

La falta de optimismo en Freud no es que él sea pesimista, el punto es que Freud no es moralista. No dice todo el tiempo lo que está bien y esta mal. Esto lo dice el analizante. No el analista. A diferencia del discurso médico, religioso.

 

9

Otra cosa que capta Masotta es que Arlt es atópico, sin lugar. Es importante lo que Alrt dice de nosotros y ver lo que dicen la izquierda y la derecha de Arlt. Ahi se pueden leer los prejuicios de los que enuncian. Como “Ivonne princesa de Borgoña” de Gombrowicz, que es como una tonta,de la cual todo el mundo se burla, una “presencia inerte” que revela las miserias que suceden en el palacio.Masotta es como una “presencia inerte” que viene a desnudar los prejuicios de clase. 

10

Otra cosa que se dice de Arlt, que escribía mal. José Bianco, un buen escritor de derecha: No era un escritor, era un periodista. Le falta cultura y sentido poético.Borges también escribía mal, porque no escribía como Mann. No escribió más de diez páginas. Lo interesante en Arlt, en Masotta es que no quieren participar en el sentido habitual del termino, de la cultura. Poder escribir más allá de los títulos.Arlt dice no quiero escribir bien. Me he hecho solo, dice Arlt, soy un improvisado. La vida es hermosa, hay que enfrentarla con sinceridad, desentendiendonos en absoluto de lo que no nos hace mejores.

La jerga triunfó.
Arlt y Masotta, anti-jerga.

 

11

En “La forma inicial” de Ricardo Piglia, dice que la forma de la narración tiene dos aspectos iniciales. Uno es el viaje, el otro la investigación.
El viaje: Alguien que se alejó de la caverna y cuando regresa cuenta la otra escena, lo que vió más allá. la literatura argentina se arma con las narraciones de los viajeros ingleses.
La otra forma es cuando dentro de la caverna, alguien se encuentra con un enigma que se dedica a investigar.
Ambas formas responden a Ulises y a Edipo.

12

“Roberto Arlt, yo mismo” fue leído erróneamente como un relato realista. Es el desencuentro, el sufriiento lo que hace madurar.
Masotta es un gran mentiroso, en el mejor sentido.
Si Alrt es atópico, Borges es ubicuo.
El titulo de Masotta tiene que ver con el texto de Borges: Borges y yo.
Al otro, es a quien le ocurren las cosas… de Borges tengo noticias… ¿Se acuerdan de esto? No se cual de losa dos escribe esta página.
Masotta dice, está bien, no tenemos identidad, tenemos identificación: Roberto Arlt, yo mismo

13

Masotta no sólo introduce a Lacan, también a un Freud que nadie leía. Introduce el conflicto. Una manera de narar la historia del psicoanálisis diferente a la planteada por Vezetti, por ejemplo, cuando toma el eje José Ingenieros-Pichon Riiere. Un José Ingenieros que introduce el electroshock en Argentina.
Arlt, yo mismo es una bienvenida a la escritura del psicoanálisis en Argentina. Ángel Fernández recapitula:
No leerlo de manera realista.
Valoración de la invención como forma de escribir.
Arlt, enigma.
El analista no pontificando sobre la vida del paciente.

 

Podés leer/descargar en pdf el texto de Oscar Masotta: Roberto Arlt, yo mismo

 

Si querés escuchar la conferencia, podés hacerlo desde acá:

 

Anexo: parte de la conversación con el público.

 

 

 



Categories: Épocas, Personalidades, Subjetividad

Tags: , , , , , , ,

1 reply

  1. Hola! Fue muy interesante la conferencia de Ángel! Me quedó resonando lo de las dos formas iniciales de narrar que señala Piglia, esta suerte de origen bifronte del relato, porque me parece que allí también podrían trazarse algunos cruces con la experiencia del análisis. Freud mismo pintaba al análisis como un viaje, del cual las entrevistas preliminares eran el armado de las valijas, un viaje -diríamos- a narrar, a construir un relato en función de la lectura que se vaya haciendo en ese andar. Por el otro lado, el sesgo investigativo no era ajeno tampoco a Freud, no tanto por la impronta de algún cientificismo, sino por ese carácter epistemofílico que el viejo asignaba a la pulsión de saber en la infancia. Quizá haya algo de eso también en el viaje analítico: emprender una investigación pulsional de los relatos que nos constituyen para narrar otra cosa, una inventiva. Abrazo

La parte más interesante: Dejá un comentario