Del derecho y del revés

Blog del ciclo creado y coordinado por Laura Capella

Del Padre: su vigencia en la declinación actual

Martes 26 de octubre/20:00 hs

Del Padre: su vigencia en la declinacion actual

Ps. Silvina Garo, Magister en Psicoanálisis y docente (EPIS III) Facultad de Psicología UNR

A partir de la formulación de Jacques Lacan de 1938 acerca de la declinación de la imago paterna se intentarán despejar las diversas versiones que se fueron constituyendo a lo largo del tiempo hasta la actualidad y las consecuencias de las mismas, según lo que se lea como declinante: la figura o la función paterna. En qué sentido podemos sostener la actualidad de la declinación paterna como rasgo de la época y además sostener la vigencia de la función en tanto operador estructural de la constitución subjetiva y de la constancia de la civilización más alla de los cambios culturales propios de una época junto con la emergencia de la diversidad de modalidades clínicas y sociales en que aparece el malestar. Se tratará de pensar la importancia que tiene cómo se ubica el psicoanalista frente a esta paradoja y sus consecuencias en la clínica y en la política del psicoanálisis.

Ps. Silvina Garo, Magister en Psicoanálisis y docente (EPIS III) Facultad de Psicología UNR . silvinagaro@hotmail.com

Voy a comenzar a partir de un malentendido muy interesante porque me da la ocasión de comenzar planteando una diferencia que creo que es el núcleo de lo que me interesaba transmitir con el comentario de una película. En la invitación a este encuentro Laura me pidió que le envíe unas líneas acerca del tema que iba a desarrollar. Como tardé en responderle ella escribió en la invitación lo que creyó interpretar de lo que yo iba a trabajar. Entonces escribió el título que le había enviado: Del padre: su vigencia en la declinación actual y agregó: Tal como queda  establecido en el titulo de la disertación, se verá como la declinación de la función paterna no le quita vigencia a la misma.

Creo que en esa interpretación está el núcleo de lo que vine pensando sobre el tema:  ¿qué decimos cuando hablamos de declinación y qué es lo que podemos sostener que sigue vigente?

Se trata de una nueva elaboración que consiste en partir de la pregunta: qué decimos cuando hablamos de Declinación paterna. Qué nos habilita a hablar de la declinación paterna como tema de actualidad y qué nos lleva a ubicarla como inherente a la función. Como se ve, se trata de dos dimensiones diferentes, una estructural porque es inherente a la función misma y la otra es contemporánea, es decir se trata de la marca de una época, la actual.

Parto de ubicar  además diversas acepciones que toma en la lengua el término declinación. Por un lado, su costado decadente, de caída, de decadencia que toma el verbo declinar y por el otro, las variaciones sintácticas de una palabra que, según su declinación es la función que puede tomar en la oración.

De estas dimensiones que señalaba, hay una, que apunta al registro de lo imaginario y tiene que ver justamente con la imagen, con la figura del padre como figura de autoridad. En esta perspectiva podemos ubicar la declinación de la familia y las grandes figuras de la autoridad, entre ellas el padre, y ver las transformaciones, decaimientos y fragilidades como rasgos de la época. Esta mirada es coincidente con otros discursos de las ciencias sociales, de la antropología o la sociología del posmodernismo, como por ejemplo Gilles Lipovetsky, que pone el acento en la desinvestidura generalizada de las instituciones, entre ellas la familia. (cf. G. Lipovetsky, La era del vacío)

Ahora bien, qué valor o qué dimensión darle a esta perspectiva que es casi una constatación cotidiana, que se ve en las familias monoparentales, en la relación de los jóvenes con los educadores que han caído como figura de autoridad y sin ir más lejos en las dificultades actuales de ubicar  en algunas transferencias el costado imaginario de la misma en una imagen que sostenga al Sujeto Supuesto Saber. La pregunta es la siguiente: se tratará de darle un valor catastrófico a los efectos de estas declinaciones?, o en algún sentido podemos pensar en algo beneficioso para la cultura? O volviendo a las acepciones del término: se trata de variaciones con respecto a otras épocas o se trata de la decadencia?

Para poder responder a estos interrogantes en principio se trata de estar advertidos de la diferencia, y lo que esta diferencia implica, entre adherir a “la declinación social de la imagen paterna” o adscribir a la bancarrota de la función paterna: Según cómo se cuestione la vigencia del padre nos puede llevar a cuestionar la existencia de la civilización misma lo cual tiene visos un tanto apocalípticos y podemos caer del lado en que la Iglesia y las diversas religiones ubican los cambios en los paradigmas sociales como el fin de la moral, la cultura, etc.

A mi entender, en esta perspectiva última, se trata de una lectura trágica de la declinación paterna en la que se ve en el decaimiento de la imagen del Otro, su destitución o su defunción, es decir hay un desplazamiento de eje que gira del registro imaginario a lo simbólico con importantes consecuencias para la clínica y por lo tanto para el modo de ubicar a la función paterna como fuera de vigencia que llevaría a la irrupción de goce, de un goce desencadenado, desenfrenado como la modalidad hegemónica actual de la cultura y no como una de las formas o modalidad entre la diversidad en que se presenta en el malestar en la cultura.

Leer/Descargar texto completo

Fuente de la imagen: FlickrCC



Categories: 2010, Material Descargable, Subjetividad

Tags: ,

La parte más interesante: Dejá un comentario